Reseña de Niebla y el señor de los cristales rotos

noviembre 13, 2017

Título: Niebla y el señor de los cristales rotos.

Autor: César García.

Páginas: 178.

Editorial: AutoPublicado

ISBN: 978-1539913351


Sinopsis:
Praga. Verano de 1939.

Niebla aseguraba que existía un mundo que se rozaba con el nuestro, un lugar increíble, oscuro, oculto. El reino de los Cristales Rotos. Niebla decía que si conocías la forma de cruzar sus puertas, podrías sumergirte en sus misterios y mezclarte con sus habitantes. Gente diferente, gente peligrosa con un poder extraordinario que nosotros, los tristes, no podíamos ni imaginar.

Yo no le creí ¿Cómo iba a tomarme en serio semejante locura? Una noche de verano, suave y cálida, poco antes de que la tormenta de la segunda guerra mundial se desatase sobre Europa, Niebla nos llevó al Reino de los Cristales rotos. Es extraño… pese a los horribles sucesos que vivimos, pese a tanta muerte y dolor, aquellos fueron los mejores días de mi vida. 

Y es curioso, daría todo lo que poseo por regresar al reino de los cristales rotos… y por cambiar lo que allí sucedió


Opinión Personal:
La novela relata la historia de Niebla y sus amigos Hans y Nina, los que tras un suceso ocurrido con los nazis huyen hasta un lugar de fantasía donde creen estar a salvo, pero no es así, ya que allí no todo funciona como es debido y por lo tanto, se quedan atrapados. Buscando una solución al problema se hallan perseguidos por la seguridad del lugar que está bajo el mando del malvado Lord Black donde tendrán que ocultarse de ellos y encontrar una forma de regresar a su mundo.

La historia está narrada en tercera persona y en dos épocas distintas. Una de ellas es el presente, donde dos chicas jóvenes, que son hermanas, encuentran un libro un tanto raro enfrente de su casa y comienzan a leerlo relatándonos la historia de Niebla. Y la otra época es la que se narra en el libro encontrado, que ocurre en 1939 en pleno comienzo de la segunda guerra mundial.

Como podéis adivinar el libro es de fantasía y eso hizo que me animara a leerlo aunque al principio no me atrajo mucho, pero como me gusta mucho este género me lancé a la piscina. Al principio todo bien, aunque las dos chicas me ponían un poco nervioso (me refiero a las hermanas) por su forma de hablar, pero cuando empieza la verdadera historia todo este nerviosismo se esfumó y empecé a disfrutar el libro donde encontré una historia bastante original e interesante. Pero todo esto también acabó por esfumarse para mí al menos, pues con tanta referencia y parecidos a X personajes del cine o la literatura pues comenzó a cansarme. Cada personaje nuevo que aparecía acababa por encontrarle su parecido correspondiente y eso me fastidió un poco, pues no conseguía meterme dentro como me hubiera gustado. Además de las situaciones o acciones que hacían que igualmente encontraba su versión en otros lugares o las referencias políticas de España que en una historia así sobran. Dejando eso a un lado la historia está bien escrita, es fácil de leer y entretiene (si puedes evitar todo lo anterior). 

En cuanto a los personajes solo os voy a hablar sobre los tres protagonistas, pues como hablara del resto no pararía de quejarme (para esto soy un poco manías como ya habéis visto en mis quejas más arriba). Empecemos por Niebla, un chico solitario, misterioso y el cual es un Gituno, una de las muchas razas del país de los cristales rotos. Su personalidad es acorde a sus acciones y a lo que dice y eso me gusta, pues el autor tiene muy claro a su personaje. El segundo en mencionar es Hans, un niño de papá que te pone un poco nervioso porque a veces es un poco tonto con lo que hace o dice. Y por último está Nina, la pareja de Hans, que es todo un cielo de chica: amable, guapa, simpática, inteligente y muy curiosa, pues nada más entrar en el mundo de los cristales rotos no hay una sola cosa que no le interese.

Otra cosa más que os tengo que decir de la novela y si no la digo exploto es que me ha dolido que el autor haya dividido en dos partes la historia, sobretodo siendo la primera parte de una extensión de 178 páginas, que al menos es gratis para Kindle, pero que sí tiene un coste si la quieres en papel, y eso me hace pensar que el autor está más interesado en ganar dinero que en dar a conocer su obra, pues si os soy sincero no me importaría pagar X dinero por un libro entero, pero por 178 paginas… pues como que no. Y sé que los autores también comen y pagan facturas, pero a veces yo creo que nos toman por tontos.

Y dicho esto, acabo la reseña.

En conclusión: La idea no está nada mal aunque tiene sus cosas. Es una novela ligera, fácil de leer y rápida, entretiene, tiene personajes variopintos y situaciones que consiguen sacarte una sonrisa. 


¿Lo habéis leído?
¿Qué os ha aparecido? Contadme :)

También podría gustarte

0 comentarios